miércoles, 8 de septiembre de 2010

Croquetas cremosas de calabacín y pollo








Ingredientes
- 3/4 kg de Pechuga de pollo o sobrante de pollo asado.
- 3 cebollas grandes
- 2 calabacines
- 300 gr. de harina
- Un chorrón de aceite de oliva virgen extra

- 2 huevos
-
1/2 litro de nata y 1/4 de leche
- Pan rallado
- Aceite para freír
- Nuez moscada molida (2 cucharadas de postre)
- Perejil, sal y pimienta


Preparación
1. En una sartén freír con poco aceite la cebolla y posteriormente (6 min) freír junto con la cebolla los calabacines. 
2. Cuando la verdura este pocha, agregar el pollo.



3. En un cazo echar el chorrón de aceite y calentar a fuego lento. Agregar la harina y mover con cuchara de madera sin parar, hasta que se tueste un poco. 


4. Luego introducir poco a poco la nata, perejil picado, toque de sal, pimienta y nuez moscada, sin parar de mover. La leche nos servirá para jugar con lo pastosa que quede la mezcla. Esta es la parte más delicada pues no nos debe quedar excesivamente líquida pero tampoco muy sólida.



5. Dejamos la mezcla 5 min a fuego muy lento. Sacamos la mezcla a un bol y la dejamos reposar un día en el frigorífico. Si no disponemos de tiempo, al menos una hora.



6. Cogemos una bandeja de aluminio o acero y espolvoreamos sobre ella un poco de harina. Luego, con dos cucharas hacemos la forma característica y las incorporamos ordenadamente sobre la bandeja. Una vez gastada la masa introducimos la bandeja en el congelador. La razón de congelarlas es para conseguir una masa de croquetas cremosa y a la vez sea fácil rebosarlas y freírlas sin que se rompan.

7. Una vez queramos consumir las croquetas, las sacamos del congelador, las rebosamos, sin descongelar, con huevo y pan rallado. Preparamos sartén o freidora con aceite a fuego medio. Finalmente freímos las croquetas y las ponemos en plato con papel absorbente para quitar los excesos de aceite y servir.
 










-Opcional-

-En vez de la leche podemos echar un vaso de caldo de pollo, de ternera, o verduras.
-Podemos añadir otras verduras, como la zanahoria, berenjena, puerros, calabaza ó setas, champiñones,...
-Para dar un toque todavía más cremoso podemos añadir queso emental, roquefort, mozarella, triángulos de quesitos etc.


Por M.M.H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario